26 enero

Tips for improving website speed

Como mejorar la velocidad de carga de una pagina web


La velocidad de carga de una página web es un factor fundamental para el éxito de cualquier sitio en línea. Los usuarios esperan que las páginas se carguen rápidamente y si esto no sucede, es probable que abandonen el sitio y busquen una alternativa. Además, los motores de búsqueda también tienen en cuenta la velocidad de carga al clasificar los resultados de búsqueda, lo que puede afectar la visibilidad y el tráfico de una página web.

Te daremos algunos consejos prácticos para mejorar la velocidad de carga de tu página web. Veremos cómo optimizar las imágenes, reducir el código y los scripts, utilizar el almacenamiento en caché, entre otros. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes hacer que tu sitio web sea más rápido y brinde una mejor experiencia de usuario.

La velocidad de carga de una página web es un factor fundamental para el éxito de cualquier sitio en línea. Los usuarios esperan que las páginas se carguen rápidamente y si esto no sucede, es probable que abandonen el sitio y busquen una alternativa. Además, los motores de búsqueda también tienen en cuenta la velocidad de carga al clasificar los resultados de búsqueda, lo que puede afectar la visibilidad y el tráfico de una página web.

Te daremos algunos consejos prácticos para mejorar la velocidad de carga de tu página web. Veremos cómo optimizar las imágenes, reducir el código y los scripts, utilizar el almacenamiento en caché, entre otros. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes hacer que tu sitio web sea más rápido y brinde una mejor experiencia de usuario.

Utiliza un hosting confiable y de calidad para tu sitio web

Uno de los aspectos fundamentales para mejorar la velocidad de carga de una página web es elegir un hosting confiable y de calidad. El hosting es el servicio que permite a tu sitio web estar disponible en internet, por lo que es necesario contar con un proveedor confiable que garantice una buena velocidad de carga.

Existen diferentes opciones de hosting en el mercado, pero es importante elegir uno que se ajuste a las necesidades de tu sitio web. Algunas características a tener en cuenta son la capacidad de almacenamiento, la velocidad de transferencia de datos, el soporte técnico y la seguridad.

Además, es recomendable optar por un hosting que utilice servidores de alta calidad y que estén ubicados en la misma región geográfica que tu público objetivo. Esto ayudará a reducir la latencia y mejorar la velocidad de carga de tu página web.

Recuerda que el hosting es la base de tu sitio web, por lo que invertir en un servicio de calidad es fundamental para ofrecer una buena experiencia de usuario y mejorar tu posicionamiento en los motores de búsqueda.

Live Chat on Website: Complete and Easy GuideAgrega un Chat en Vivo en tu Página Web: Guía Completa y Fácil

Consejo

No escatimes en gastos al elegir un hosting para tu página web. Invertir en un servicio de calidad te ayudará a mejorar la velocidad de carga y ofrecer una mejor experiencia de usuario.

Optimiza y comprime las imágenes que utilizas en tu página

La optimización de imágenes es una de las mejores formas de mejorar la velocidad de carga de una página web. Al reducir el tamaño de las imágenes y comprimirlas sin perder calidad, se logra que los archivos se carguen más rápidamente, lo que mejora la experiencia del usuario y el rendimiento del sitio.

Existen diversas herramientas y técnicas para optimizar imágenes. Una de ellas es utilizar formatos de imagen más ligeros, como JPEG en lugar de PNG. Además, es importante ajustar el tamaño de las imágenes al espacio que ocuparán en la página, evitando cargar imágenes más grandes de lo necesario.

Otra técnica que se puede emplear es la compresión de imágenes. Existen herramientas en línea que permiten reducir el tamaño de las imágenes sin perder calidad, como TinyPNG o Compressor.io. Estas herramientas eliminan datos innecesarios de las imágenes, lo que reduce significativamente su peso y mejora la velocidad de carga.

No olvides también utilizar atributos de imagen como el ancho y el alto, que permiten al navegador reservar un espacio para la imagen antes de que esta se cargue por completo. Esto evita el efecto de «salto de contenido» que ocurre cuando las imágenes se cargan de forma tardía y desplazan el resto del contenido.

optimizar y comprimir las imágenes es una estrategia efectiva para mejorar la velocidad de carga de una página web. Al reducir el tamaño de los archivos y utilizar formatos más ligeros, se logra que las imágenes se carguen más rápido, lo que contribuye a una mejor experiencia de usuario y un sitio más eficiente.

Minimiza el uso de scripts y archivos CSS para reducir el tiempo de carga

Una de las principales preocupaciones de los propietarios de páginas web es la velocidad de carga. Y es que, en la era de la inmediatez, los usuarios no están dispuestos a esperar más de unos pocos segundos para que un sitio web se cargue por completo. Por eso, es fundamental optimizar el rendimiento de nuestra página y asegurarnos de que se carga de forma rápida y eficiente.

Una de las formas más efectivas de mejorar la velocidad de carga de una página web es minimizando el uso de scripts y archivos CSS. Estos elementos pueden ralentizar considerablemente el tiempo de carga, ya que el navegador necesita descargar y procesar cada uno de ellos. Por eso, es importante reducir al máximo su número y tamaño.

Strategies for quality backlink generationLas 10 mejores estrategias para generar backlinks de calidad

Para lograrlo, una opción es combinar varios archivos CSS en uno solo, utilizando herramientas como Sass o Less. De esta forma, se reduce la cantidad de solicitudes que el navegador debe hacer al servidor, agilizando así la carga de la página. Además, es recomendable utilizar versiones minimizadas de los archivos CSS, eliminando espacios en blanco y comentarios innecesarios.

Asimismo, es importante revisar y optimizar los scripts que utilizamos en nuestra página web. Eliminar aquellos que no sean necesarios y minificar los archivos restantes puede contribuir a mejorar significativamente el tiempo de carga. Además, es aconsejable ubicar los scripts al final del código HTML, justo antes de cerrar la etiqueta </body>. De esta manera, permitimos que el contenido principal de la página se cargue antes de ejecutar los scripts, evitando así posibles retrasos.

Minimizar el uso de scripts y archivos CSS es fundamental para mejorar la velocidad de carga de una página web. Combinar y minimizar los archivos CSS, eliminar scripts innecesarios y ubicarlos al final del código HTML son algunas de las acciones que podemos realizar para optimizar el rendimiento de nuestra página. Recuerda que cada milisegundo cuenta y que una página web rápida y eficiente puede marcar la diferencia en la experiencia de usuario y en el posicionamiento en los motores de búsqueda.

Utiliza un sistema de caché para almacenar temporalmente los datos de tu página y agilizar su carga

Si estás buscando mejorar la velocidad de carga de tu página web, debes considerar utilizar un sistema de caché. Este mecanismo te permite almacenar temporalmente los datos de tu página para que, cuando un usuario acceda a ella nuevamente, los datos se carguen más rápidamente. La caché reduce el tiempo de carga al evitar que se realicen constantemente las mismas consultas al servidor y al almacenar los recursos estáticos, como imágenes y archivos CSS, en el navegador del usuario.

Existen diferentes tipos de caché que puedes implementar en tu página web. Uno de los más comunes es la caché del lado del servidor, que almacena los datos en la memoria del servidor para que se puedan acceder rápidamente. Otro tipo de caché es la caché del lado del cliente, que almacena los datos en el navegador del usuario. Puedes utilizar herramientas como Varnish o Redis para implementar la caché del lado del servidor, y utilizar técnicas como la compresión de archivos y la concatenación de recursos para optimizar la caché del lado del cliente.

Optimiza el tamaño de tus imágenes y archivos para reducir el tiempo de carga

Las imágenes y los archivos multimedia suelen ser uno de los principales responsables de la lentitud en la carga de una página web. Si no están optimizados, pueden ocupar demasiado espacio y ralentizar la carga de tu sitio. Por eso, es importante que optimices el tamaño de tus imágenes y archivos para reducir su peso sin perder calidad.

Existen varias herramientas y técnicas que puedes utilizar para optimizar tus imágenes. Por ejemplo, puedes utilizar formatos de compresión como JPEG o WebP, reducir la resolución y el tamaño de las imágenes, y utilizar técnicas de lazy loading para cargar las imágenes solo cuando sean visibles en la pantalla del usuario. Además, puedes utilizar herramientas como Gzip para comprimir tus archivos CSS y JavaScript, y reducir su tamaño sin afectar su funcionamiento.

Minimiza el uso de scripts y archivos externos en tu página web

El uso excesivo de scripts y archivos externos puede afectar negativamente la velocidad de carga de tu página web. Cada vez que se carga un script externo, se realiza una petición al servidor, lo que puede ralentizar el tiempo de carga. Además, algunos scripts pueden bloquear la carga de otros elementos de la página, lo que también puede afectar la experiencia del usuario.

Para mejorar la velocidad de carga de tu página web, es importante que minimices el uso de scripts y archivos externos. Evalúa si realmente necesitas todos los scripts que estás utilizando y elimina aquellos que no son imprescindibles. Además, trata de combinar varios archivos externos en uno solo para reducir las peticiones al servidor. También puedes utilizar técnicas de carga asíncrona para que los scripts no bloqueen la carga de otros elementos de la página.

Utiliza un hosting de calidad y ajusta la configuración del servidor

El hosting que elijas para tu página web puede tener un impacto significativo en su velocidad de carga. Si estás utilizando un hosting de baja calidad o con recursos limitados, es probable que experimentes problemas de lentitud. Por eso, es importante que elijas un hosting de calidad que pueda ofrecerte un buen rendimiento.

Step-by-step guide for beginnersCómo crear una página web gratis: Guía paso a paso para principiantes

Además, es importante que ajustes la configuración del servidor para optimizar la velocidad de carga de tu página web. Por ejemplo, puedes configurar el servidor para que comprima los archivos antes de enviarlos al navegador del usuario, utilizar técnicas de compresión como Gzip, y ajustar los tiempos de espera y las cachés del servidor.

Evita redireccionamientos innecesarios que puedan ralentizar la carga de tu página

La velocidad de carga de una página web es un factor fundamental para brindar una buena experiencia al usuario y mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda. Un sitio web lento puede resultar frustrante para los visitantes, lo que puede llevar a que abandonen la página antes de que se haya cargado por completo. Por lo tanto, es de vital importancia optimizar la velocidad de carga de tu sitio web.

Una de las acciones que puedes llevar a cabo para mejorar la velocidad de carga de tu página web es evitar redireccionamientos innecesarios. Los redireccionamientos pueden ser útiles en ciertos casos, por ejemplo, cuando se ha cambiado la URL de una página y se desea redirigir a los visitantes a la nueva dirección. Sin embargo, en otros casos pueden resultar en una pérdida de tiempo y recursos.

Es importante revisar tu sitio web y asegurarte de que no haya redireccionamientos innecesarios. Esto se puede hacer a través de herramientas de análisis que te mostrarán si hay redireccionamientos en tu sitio. Si encuentras redireccionamientos que no son necesarios, es recomendable eliminarlos para mejorar la velocidad de carga de tu página web.

Además, es importante mencionar que los redireccionamientos también pueden afectar el SEO de tu página, ya que los motores de búsqueda pueden interpretarlos como contenido duplicado o como una señal de mala experiencia para el usuario. Por lo tanto, es fundamental evitar redireccionamientos innecesarios para mejorar tanto la velocidad de carga como el posicionamiento de tu página web.

Evitar redireccionamientos innecesarios es una de las acciones que puedes llevar a cabo para mejorar la velocidad de carga de tu página web. Esto no solo mejorará la experiencia del usuario, sino que también contribuirá a mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda. Recuerda revisar tu sitio web y eliminar cualquier redireccionamiento que no sea necesario.

Utiliza técnicas de lazy loading para cargar las imágenes y elementos multimedia solo cuando sean necesarios

La velocidad de carga de una página web es un factor crucial para el éxito de cualquier sitio en línea. Los usuarios esperan que una página se cargue rápidamente y si no lo hace, es probable que abandonen el sitio y busquen otra opción. Es por eso que es importante optimizar la velocidad de carga de una página web.

Una de las técnicas más efectivas para mejorar la velocidad de carga es utilizar el lazy loading. Esto significa cargar las imágenes y elementos multimedia solo cuando sean necesarios. En lugar de cargar todas las imágenes al mismo tiempo, el lazy loading permite que las imágenes se carguen a medida que el usuario se desplaza hacia abajo en la página.

Al implementar el lazy loading, se reducirá el tiempo de carga inicial de la página, ya que solo se cargarán las imágenes que son visibles en la pantalla del usuario. Las imágenes que se encuentran más abajo en la página se cargarán a medida que el usuario se desplace hacia ellas. Esto ayuda a reducir la cantidad de datos que se deben transferir y acelera la carga de la página.

Best SEO Image PracticesOptimización de imágenes y multimedia: las mejores prácticas SEO

Además del lazy loading, hay otras técnicas que puedes utilizar para mejorar la velocidad de carga de una página web. Algunas de estas técnicas incluyen el uso de compresión de archivos, la optimización de imágenes, la minimización de archivos CSS y JavaScript, y la implementación de caché del navegador.

Mejorar la velocidad de carga de una página web es crucial para brindar una experiencia de usuario óptima. Utilizar técnicas como el lazy loading y otras estrategias de optimización puede marcar la diferencia en la velocidad de carga de tu sitio web. ¡No subestimes el impacto que una página rápida puede tener en el éxito de tu negocio en línea!

Minimiza el uso de plugins y scripts externos que puedan afectar la velocidad de tu página

A la hora de optimizar la velocidad de carga de una página web, es fundamental tener en cuenta el uso de plugins y scripts externos. Si bien estos elementos pueden brindar funcionalidades adicionales, también pueden ralentizar el rendimiento de tu sitio.

Es importante evaluar cuidadosamente qué plugins y scripts son realmente necesarios para tu página. Elimina aquellos que no sean indispensables y busca alternativas más livianas o soluciones integradas en tu plantilla o tema.

Además, es recomendable utilizar versiones comprimidas de los archivos de scripts externos, ya que esto reducirá su tamaño y, por lo tanto, el tiempo de carga de la página. También puedes considerar la posibilidad de utilizar servicios de alojamiento de scripts, como Google Hosted Libraries, que ofrecen versiones optimizadas y confiables de bibliotecas populares.

Optimiza el tamaño y formato de las imágenes de tu página web

Las imágenes son elementos fundamentales en una página web, pero también pueden ser una de las principales causas de una carga lenta. Para mejorar la velocidad de carga, es importante optimizar el tamaño y formato de las imágenes.

Antes de subir una imagen a tu página, asegúrate de que esté en el tamaño correcto y en un formato adecuado. Evita utilizar imágenes de alta resolución cuando no sean necesarias, ya que esto solo aumentará el peso del archivo y ralentizará la carga.

Además, utiliza herramientas de compresión de imágenes para reducir su tamaño sin perder demasiada calidad. Hay varios plugins y servicios en línea disponibles que te permiten comprimir tus imágenes de manera efectiva y sin esfuerzo.

Implementa técnicas de caching para acelerar la carga de tu página web

Una de las formas más efectivas de mejorar la velocidad de carga de una página web es mediante el uso de técnicas de caching. El caching permite almacenar temporalmente los archivos estáticos de tu página (como imágenes, scripts y estilos) en la memoria del navegador del usuario, lo que reduce la necesidad de volver a descargarlos cada vez que se accede al sitio.

Existen diferentes formas de implementar el caching en tu página web. Puedes utilizar plugins específicos para esto, configurar encabezados de cache en tu servidor o utilizar servicios de CDN (Content Delivery Network) que almacenen en caché los archivos estáticos en servidores distribuidos en todo el mundo.

Image for online store optimizationCómo optimizar imágenes en tu tienda online para mejorar rendimiento

Recuerda que el caching no solo acelera la carga de tu página web, sino que también reduce la carga en tu servidor, lo que puede resultar en un menor consumo de recursos y costos de hosting.

Reduce al mínimo los redireccionamientos en tu página web

Los redireccionamientos son útiles cuando se necesita redirigir a los usuarios a una nueva URL, pero también pueden afectar negativamente la velocidad de carga de tu página web. Cada redireccionamiento implica una solicitud adicional al servidor, lo que puede ralentizar el tiempo de carga.

Es recomendable revisar tu sitio y eliminar o minimizar la cantidad de redireccionamientos innecesarios. Siempre que sea posible, utiliza enlaces directos en lugar de redireccionamientos, y evita cadenas de redireccionamientos que puedan causar un mayor retraso en la carga de tu página.

Comprime y reduce el tamaño de los archivos HTML, CSS y JavaScript para acelerar la carga

La velocidad de carga de una página web es un factor crucial para brindar una buena experiencia de usuario y mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda. Un sitio web lento puede resultar en una alta tasa de rebote y afectar negativamente el rendimiento de tu negocio en línea. Por eso, es fundamental optimizar la velocidad de carga de tu página web.

Una de las mejores formas de mejorar la velocidad de carga es comprimiendo y reduciendo el tamaño de los archivos HTML, CSS y JavaScript. Estos archivos suelen contener líneas de código innecesarias o espacios en blanco que aumentan su tamaño y, por ende, el tiempo de carga de la página. Utilizando herramientas de compresión, como Gzip, puedes reducir el tamaño de estos archivos sin comprometer su funcionalidad.

Además de comprimir los archivos, también es importante minimizar la cantidad de archivos CSS y JavaScript que se cargan en una página. Combina los archivos en uno solo para reducir las solicitudes al servidor y acelerar la carga. También puedes utilizar técnicas de carga asíncrona para que los archivos se descarguen en segundo plano mientras se carga el contenido principal de la página.

Otro aspecto a tener en cuenta es optimizar las imágenes. Las imágenes de alta resolución suelen ser las principales responsables de una página lenta. Para resolver esto, puedes utilizar herramientas de compresión de imágenes, como TinyPNG, que reducen el tamaño de las imágenes sin perder calidad. Además, puedes utilizar formatos de imagen más eficientes, como WebP, que ofrecen una mejor compresión sin sacrificar la calidad visual.

Finalmente, una estrategia eficaz para mejorar la velocidad de carga de una página web es utilizar una red de distribución de contenido (CDN). Un CDN se encarga de almacenar en caché los archivos estáticos de tu página web en servidores distribuidos en diferentes ubicaciones geográficas. Esto permite que los usuarios accedan a los archivos desde el servidor más cercano, reduciendo así el tiempo de respuesta y acelerando la carga de la página.

Recuerda que la velocidad de carga de una página web es un factor determinante para el éxito de tu negocio en línea. Sigue estos consejos y verás cómo mejora la experiencia de tus usuarios y el rendimiento de tu sitio web.

Utiliza un CDN (Content Delivery Network) para distribuir el contenido de tu página de manera más rápida y eficiente

Si estás buscando mejorar la velocidad de carga de tu página web, una de las mejores estrategias que puedes implementar es utilizar un CDN (Content Delivery Network). Un CDN es una red de servidores distribuidos en diferentes ubicaciones geográficas que almacenan copias de tu contenido estático, como imágenes, CSS y JavaScript. Cuando un usuario visita tu página, el CDN selecciona el servidor más cercano a su ubicación para entregarle el contenido, lo que reduce la latencia y mejora la velocidad de carga.

Loading Speed Improvement TipsCómo mejorar la velocidad de carga de tu página web de emprendedores

Además de utilizar un CDN, otra forma de optimizar la velocidad de carga de tu página web es comprimir el contenido. Esto se puede hacer mediante la compresión Gzip, que reduce el tamaño de los archivos HTML, CSS y JavaScript sin afectar su funcionalidad. Al comprimir el contenido, se reduce el tiempo de transferencia de datos entre el servidor y el navegador, lo que se traduce en una carga más rápida de la página.

Otro factor importante a tener en cuenta para mejorar la velocidad de carga de una página web es optimizar las imágenes. Las imágenes de alta resolución y sin comprimir pueden ocupar mucho espacio y ralentizar la carga de la página. Para solucionar esto, es recomendable utilizar herramientas de compresión de imágenes, como TinyPNG o JPEGmini, que reducen el tamaño de las imágenes sin perder calidad.

Además de utilizar un CDN, comprimir el contenido y optimizar las imágenes, también es importante minimizar el uso de scripts y plugins innecesarios en tu página web. Cada script y plugin que agregas a tu sitio web puede afectar negativamente la velocidad de carga, ya que requieren tiempo para descargarse y ejecutarse. Elimina aquellos scripts y plugins que no sean esenciales para el funcionamiento de tu página y asegúrate de utilizar versiones actualizadas y optimizadas de los que sí necesitas.

Recuerda que mejorar la velocidad de carga de una página web no solo beneficia la experiencia del usuario, sino que también tiene un impacto positivo en el posicionamiento en los motores de búsqueda. Google, por ejemplo, tiene en cuenta la velocidad de carga como uno de los factores de ranking en su algoritmo de búsqueda.

Algunos consejos adicionales

  • Utiliza una buena empresa de hosting con servidores rápidos y confiables.
  • Optimiza el código de tu página web para que sea más eficiente.
  • Utiliza técnicas de cache para almacenar temporalmente el contenido estático de tu página y reducir el tiempo de carga.

Mejorar la velocidad de carga de una página web es crucial para brindar una buena experiencia al usuario y mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda. Utilizar un CDN, comprimir el contenido, optimizar las imágenes y minimizar el uso de scripts y plugins innecesarios son algunas de las estrategias más efectivas para lograrlo. Además, es importante seguir otros consejos como utilizar un buen servicio de hosting, optimizar el código y utilizar técnicas de cache. ¡No dejes que tu página web se quede rezagada en términos de velocidad de carga!

Realiza pruebas de rendimiento y optimización de manera regular para identificar y solucionar posibles problemas de velocidad

La velocidad de carga de una página web es un aspecto fundamental para garantizar una buena experiencia de usuario. A nadie le gusta esperar eternamente a que un sitio web se cargue, ¿verdad? Por eso, es importante tomar medidas para mejorar la velocidad de carga de tu página web.

Una de las primeras acciones que debes llevar a cabo es realizar pruebas de rendimiento y optimización de manera regular. Estas pruebas te permitirán identificar posibles problemas que estén afectando la velocidad de carga de tu página web. Puedes utilizar herramientas como Google PageSpeed Insights o GTmetrix para obtener información detallada sobre el rendimiento de tu sitio web.

Una vez que hayas identificado los posibles problemas, es hora de solucionarlos. Algunas acciones que puedes tomar incluyen optimizar imágenes, reducir el tamaño de los archivos CSS y JavaScript, habilitar la compresión de archivos y utilizar la memoria caché. Estas son solo algunas de las estrategias que puedes implementar para mejorar la velocidad de carga de tu página web.

Además de estas acciones técnicas, es importante tener en cuenta otros aspectos que pueden afectar la velocidad de carga de tu página web. Por ejemplo, el hosting que elijas puede tener un impacto significativo en el rendimiento de tu sitio. Asegúrate de elegir un proveedor de hosting confiable y que ofrezca servidores rápidos y estables.

Otro aspecto a considerar es el diseño de tu página web. Un diseño complejo y con muchos elementos puede ralentizar la carga de tu sitio. Opta por un diseño limpio y minimalista, y evita el uso excesivo de imágenes y videos que puedan afectar la velocidad de carga.

Mejorar la velocidad de carga de una página web es fundamental para garantizar una buena experiencia de usuario. Realiza pruebas de rendimiento y optimización de manera regular, soluciona los posibles problemas que identifiques y ten en cuenta aspectos como el hosting y el diseño de tu sitio. ¡Verás cómo tu página web carga más rápido y tus usuarios te lo agradecerán!



Glosario de términos

  • Velocidad de carga: Es el tiempo que tarda una página web en cargar completamente en el navegador del usuario.
  • Optimización: Proceso de mejorar y optimizar el rendimiento de una página web para que cargue más rápido.
  • Peso de la página: Es el tamaño total de los archivos que componen una página web, incluyendo imágenes, estilos CSS, scripts, etc.
  • Compresión: Técnica que reduce el tamaño de los archivos de una página web para que se descarguen más rápidamente.
  • Caché del navegador: Almacena temporalmente archivos descargados de una página web para que no sea necesario descargarlos nuevamente en visitas posteriores.
  • Minificación: Proceso de eliminar caracteres innecesarios, como espacios en blanco y comentarios, de los archivos CSS y JavaScript para reducir su tamaño.
  • CDN: Red de distribución de contenidos que almacena copias de una página web en servidores ubicados en diferentes lugares geográficos, mejorando así la velocidad de carga para los usuarios.
  • Renderizado: Proceso de mostrar una página web en el navegador del usuario, que incluye la carga y representación de los elementos visibles.
  • Lazy loading: Técnica que carga imágenes y otros elementos multimedia de una página web solo cuando el usuario los necesita, en lugar de cargarlos todos al mismo tiempo.
  • HTTP/2: Protocolo de transferencia de hipertexto que permite la descarga de varios archivos al mismo tiempo, mejorando la velocidad de carga de una página web.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad